• ¿Qué es un contrato?

    Un contrato es una convergencia de voluntades a través de la cual una parte se obliga para con la otra a dar, hacer o no hacer una determinada cosa.

  • ¿Qué efecto surge al celebrar un contrato que se celebra acorde al derecho?

    Tras la celebración de un contrato nace un vínculo jurídico entre las partes. Esto implica que, nacen derechos y obligaciones para los contratantes. Dichas partes resultan obligadas a lo que se comprometieron en el contrato, y mientras no cumplan con dicha obligación, no se pueden liberar del vínculo. Por todo lo anterior, es muy relevante que el contratante sea diligente y lea bien el contrato en toda su extensión (cláusula por cláusula), pues una vez firmado le va a ser exigible cada obligación y no puede excusarse de su cumplimiento.

  • ¿Cómo deben cumplirse las obligaciones que surgen del contrato?

    Las obligaciones que surgen del contrato deben cumplirse de buena fe, es decir, según lo que “reza” el contrato, o en su defecto, según la naturaleza de la obligación misma.

  • ¿Cuál es la finalidad de contratar?

    Como señalamos en la respuesta anterior, la principal finalidad de los contratos es satisfacer las necesidades de los contratantes.

  • ¿Qué es importante considerar al tiempo de redactar un contrato?

    Al tiempo de redactar un contrato, hay que tener muchas cosas en mente. En primer lugar, el contrato debe ser claro y preciso a la hora de poder comprenderlo cabalmente para efectos de su ejecución. En segundo lugar, deberá ser eficiente a la hora de prevenir diversas situaciones que puedan ocurrir a la hora de efectuarse el cumplimiento. En tercer lugar, un buen contrato debe ser eficiente a la hora de enfrentar un eventual incumplimiento del otro contratante. En cuarto lugar, siempre es importante tener en mente que un buen contrato es aquél que sirve para satisfacer las necesidades de las partes. Por último, siempre es bueno, en un contrato, clarificar todo tipo de cláusulas ambiguas que puedan estar contenidas en él, pues, a la hora de la ejecución de éste, es mejor tener la mayor claridad posible.

  • ¿Qué hacer frente al incumplimiento de un contrato?

    En todo contrato en que hay obligaciones para ambas partes, va envuelta una “condición resolutoria tácita” en caso de no cumplirse lo pactado. Esto es, la parte diligente o cumplidora, tiene el derecho de pedir que dicho contrato se resuelva, o bien, que se ejecute forzadamente, y en cualquier caso, la indemnización de los perjuicios ocasionados.

 

Comienza Ahora

Áreas Relacionadas

Redacción de Contratos

    A un paso de comenzar

    Déjanos tus datos para responderte dentro de los próximos minutos. 100% Confidencial.

    ¡Gracias!

    Te contactaremos en los siguientes minutos